31 - 33 meses

7 juegos para ayudar a tu hija o a tu hijo a dominar la habilidad de emparejar

Niño pequeño y mujer sentados al aire libre jugando al juego de parejas
  • Facebook Icon
  • Twitter Icon
  • Pinterest Icon
  • Email Icon

Alrededor de los 30 meses, tu hijo puede que sea capaz de emparejar imágenes de objetos idénticos o similares. Puedes practicar a emparejar por medio de juegos de memoria, de tus propias fotos, o de la repetición de imágenes en libros.

Estas son algunas maneras divertidas de practicar el emparejamiento mediante juegos de memoria:

Jugar a «memorizar» con las cartas boca abajo es un reto complicado para el cual es muy posible que tu hijo todavía no esté preparado, pero puedes servirte de algunas partes del juego para darle a conocer ahora la habilidad de emparejar.

Niño pequeño sentado en el suelo al aire libre y jugando al Juego de memoria y señalando a la tarjeta del avión
  • Mediante un juego de memoria como Cosas que se mueven, selecciona dos imágenes que sean exactamente iguales y una tercera que sea claramente diferente. Coloca las tres imágenes delante de tu hijo y anímale a que escoja las dos que son iguales. Puedes preguntarle sobre su razonamiento: “¿Cómo supiste que estos dos camiones son iguales?” Aunque todavía no sea capaz de responder, el hecho de oír la pregunta y pensar sobre una posible respuesta es una práctica buenísima para desarrollar habilidades precoces de razonamiento.
Niño pequeño sentado en el suelo al aire libre jugando con las tarjetas del Juego de memoria de Lovevery
  • Dale a tu hijo dos pares que estén emparejados (como dos camiones de bomberos idénticos y dos autobuses escolares idénticos) y comprueba si sabe emparejar las cartas sin recibir instrucción alguna. A veces, la niña o el niño empareja de forma natural objetos que reconoce como idénticos. Si no lo hace, prueba a preguntarle, «¿puedes encontrar dos que sean exactamente iguales?» Una vez lo haya hecho, vuelve a preguntarle por el par que falta.
Niño pequeño sentado en el regazo de una mujer y mirando las tarjetas del Juego de memoria de Lovevery
  • Si quieres probar con el juego de memoria, es recomendable que empieces con solo dos o tres pares y hagas comentarios cuando sea tu turno: “Oh, he dado la vuelta a un avión y recuerdo haber visto otro avión en esa esquina”.
  • Se trata también de una gran oportunidad para practicar la toma de turnos: enséñale como tomar dos cartas que correspondan, a ponerlas juntas y a ponerlas a un lado, y luego deja que tu hijo tome su turno para hacer lo mismo.

Estos son algunas maneras divertidas de practicar la habilidad de emparejar en la vida cotidiana:

  • Cuando estéis al aire libre, ayuda a tu hijo a recoger hojas que coincidan (por tamaño, color, forma, etc.), o a emparejar piedras diferentes según el tamaño.
  • Cuando oigáis el ruido de un animal o de un vehículo, pregúntale a tu hijo si puede decirte qué es lo que lo hace: “Parece el ladrido de un animal, ¿qué animal es?” o “ese es un ruido muy fuerte que avisa a los otros coches que tienen que apartarse del camino, ¿qué vehículo hace un ruido como este?”
  • Otra habilidad que suele manifestarse en esta edad es la de emparejar partes del cuerpo con las partes correspondientes de un muñeco. Pídele a tu hijo que primero señale su propia cabeza y luego la cabeza del muñeco. A medida que tu hijo empiece a aprender partes del cuerpo más pequeñas y específicas como la muñeca o el codo, podéis probar también a hacer lo mismo con el muñeco.

Share

  • Facebook Icon
  • Twitter Icon
  • Pinterest Icon
  • Email Icon

Author

Team Lovevery Avatar

Team Lovevery

Visit site

Posted in: 31 - 33 meses, Emparejar, Desarrollo de la memoria, Jugar y actividades, Desarrollo del bebé

Keep reading