31 - 33 meses

Cómo montar una carrera de obstáculos para tu hija o hijo de dos años

  • Facebook Icon
  • Twitter Icon
  • Pinterest Icon
  • Email Icon

Las habilidades motrices gruesas de tu hijo de dos años están dando unos saltos espectaculares – dicho sea de paso – 😉, desde saltar hasta atrapar pelotas, pasando por ponerse de puntillas.

Ahora es un buen momento para crear una carrera de obstáculos sencilla. A los 30 meses, puede ser capaz de hacer:

  • saltar en el mismo lugar con los dos pies y después a una distancia de 20 a 35 cm.
  • saltar hacia delante y hacia atrás (incluso hacia los lados) con ambos pies.
  • andar sobre una línea.
  • andar de puntillas.
  • estar de pie sobre un pie durante un período corto de tiempo.
  • correr con soltura; evitar un obstáculo mientras corre; detenerse por completo.
  • atrapar una pelota a larga distancia

Tanto en interior como en exterior, una carrera de obstáculos es una magnífica manera con la que tu hijo puede practicar estas metas de la motricidad gruesa. Las carreras de obstáculos también favorecen la planificación motriz, la secuenciación, la memoria, el seguimiento de instrucciones y la autorregulación.

Nota: la siguiente actividad está diseñada para niñas y niños de dos años, no obstante, tanto los más pequeños como los más mayores pueden jugar sin problemas, solo asegúrate de que el recorrido esté despejado (y cuidadosamente vigilado) para cuando el bebé venga gateando 🐥

A continuación, te explicamos cómo montar una carrera de obstáculos dentro de casa.

Si es la primera vez para tu hijo, considera la posibilidad de empezar poco a poco – solo unos pocos elementos de principio a fin – para que pueda ver que lo puede hacer, antes de añadir más. Una buena forma para empezar, es hacerlo caminar a través de una simple línea en el piso. Puedes hacer una línea con tiza, cinta adhesiva, el borde de una alfombra o tarima o una línea de la acera. Esta es una forma divertida de practicar el equilibrio antes de llegar a las partes complicadas de una carrera de obstáculos.

Cuando estés pensando en diseñar tu propia carrera de obstáculos, ya sea dentro de casa o en el exterior, ten presente diferentes elementos para hacerla tanto divertida como desafiante. Intenta proporcionar a tu hijo:

  • algo a lo que saltar (puntos marcados en el suelo), algo a lo que pasar por encima (una cuerda o una línea en el suelo) y algo para pasar por dentro (unos aros o círculos de tiza).
  • algo por lo que gatear o pasar por debajo (un túnel de juego, una mesa o una silla).
  • algo donde caminar por encima con cuidado (una tabla colocada en el piso).
  • algo para escalar (cojines, pufs o animales de peluche)
  • algo para zigzaguear (conos en el piso por los que tendrá que pasar).
  • algo hacia lo que correr – puedes hacer que la carrera de obstáculos termine con un corto sprint hacia tus brazos ❤️

Puedes ampliar el recorrido haciendo que lo haga hacia atrás, de lado o incluso con los ojos vendados.

A continuación, te explicamos cómo hacer un “circuito de obstáculos de tiza” utilizando sólo un trozo de tiza y un espacio abierto:

Gennie Gorback, asesora de infancia temprana, hace carreras de obstáculos para sus hijos usando solamente un trozo de tiza y un espacio al aire libre. Aquí te describimos las recomendaciones que da para crear un “circuito de obstáculos de tiza” para tu hijo de dos años:

  • Antes de trazar el circuito, piensa en las actividades físicas que tu hijo ya puede hacer. Por ejemplo, “a mi hijo de dos años le encanta correr, saltar y hacer piruetas”. Después, planea el circuito de obstáculos de tiza dependiendo de lo que puede hacer y añadiendo pequeños retos para que pruebe de llevqrlos a cabo.
  • Aquí tienes algunas líneas y movimientos para que tu hijo de dos años empiece a hacer:
    • Una larga línea recta para correr
    • Una espiral para dar vueltas
    • “Nenúfares” (o círculos simples) para hacer saltos de rana.
    • Un círculo con orejas de conejo para saltar de un lado a otro
    • Una línea en zigzag para el equilibrio.
  • Es posible que tu hijo de dos años primero necesite verte a ti hacer el recorrido de obstáculos en tiza, luego probarlo contigo y después hacerlo por su cuenta, con indicaciones verbales. Puede ser que tu hijo no sea capaz de recordar los movimientos asociados con cada dibujo sin tu ayuda y eso está bien.

Bonus: este tipo de recorridos también son una actividad de prelectura 🤓 Al dibujar una línea o diseño con tiza y asignarle un movimiento estás demostrando a tu hijo que las líneas y las marcas tienen significados específicos. Esto forma parte de los “conceptos de grabación”, la mecánica de cómo funciona la lectura: la dirección del texto (de izquierda a derecha, de derecha a izquierda, de arriba a abajo), cómo pasar las páginas y una amplia gama de otros comportamientos previos a la lectura.

*crédito @gorbackpack

Share

  • Facebook Icon
  • Twitter Icon
  • Pinterest Icon
  • Email Icon

Author

Team Lovevery Avatar

Team Lovevery

Visit site

Posted in: 31 - 33 meses, Motricidad gruesa, Alfabetización, Jugar y actividades, Desarrollo del bebé

Keep reading