16 - 18 meses

Tirar y lanzar y rodar, ¡ay Dios mío! Cómo respaldar el amor que tinene tu bebé por hacer que las pelotas se muevan

Lanzar objetos es una parte natural del juego y una lección temprana sobre la reacción causa-efecto. Lo entendemos: No quieres enseñar a tu bebé a lanzar objetos pesados por toda la casa, pero no estamos hablando de un lanzamiento perfecto desde abajo o un lanzamiento coordinado desde arriba. Estos primeros lanzamientos son más bien una aventura.

La creación de formas seguras de practicarlos ayuda a desarrollar habilidades que tu bebé está deseando explorar de forma natural.

Entre los 9 y los 12 meses, tu bebé puede lanzar accidentalmente un objeto. Sacudirá las manos, tratando de soltar la pelota y se dará cuenta de que la ha lanzado a distancia, rebotando y rodando.

En algún momento entre los 13 y los 16 meses, es posible que tu hijo empiece a lanzar una pelota desde abajo mientras está sentado, con el brazo a un lado y la palma de la mano hacia arriba.

Alrededor de los 18 meses, es probable que tu pequeño lance la pelota hacia delante mientras está de pie. Apoyado significa que está de pie mientras se agarra de una mesa con una mano, o contigo sujetando su cintura o sus caderas.

Dale muchas oportunidades de lanzar objetos apropiados en los momentos adecuados.

Aquí tienes algunas ideas para ayudar a tu hija o hijo a lanzar objetos:

Haz que la pelota ruede

Empieza por hacer rodar una pelota grande y blanda hacia tu bebé; y comprueba si puede hacerla rodar hacia ti.

Guía sus lanzamientos

Primero, practica los lanzamientos para que tu hijo vea como funciona y luego deja que lo intente él. Pon tu mano sobre la suya y guíale en el movimiento. A continuación, deja que suelte la pelota por sí mismo.

Lanza con suavidad

Cuando estés preparado para practicar el lanzamiento, empieza mostrándole cómo se puede lanzar una pelota blanda hacia una cesta. Lanzar directamente hacia tu pequeño puede asustarle. 🥺

Siéntate para lanzar

Es posible que los niños pequeños necesiten sentarse mientras aprenden a lanzar, ya que estar de pie mientras lo hacen requiere un equilibrio adicional. ¡Anima sus esfuerzos!

Bolas de papel

Arrugar una bola de papel y tirarla en una caja o en el cubo de reciclaje también es divertido y se puede hacer en cualquier sitio.

Control y dirección

Al principio, tu hijo no tendrá control sobre la dirección de su lanzamiento, pero con el tiempo aprenderá a lanzar la pelota hacia delante.

Si tu pequeño empieza a lanzar cosas con demasiada fuerza o las arroja en el momento equivocado, ayúdale a entender que este tipo de lanzamiento no es seguro. Puedes decirle: “¿Quieres practicar los lanzamientos? ¿Te gustaría jugar a la pelota ahora mismo? Busquemos una pelota más suave, porque lanzar cosas cuando la gente no está preparada puede hacerles daño”.

Author

Team Lovevery Avatar

Team Lovevery

Visit site

Posted in: 16 - 18 meses, Vinculo afectivo, Motricidad gruesa, Jugar y actividades, Juego del mundo real, Desarrollo del bebé

Keep reading