31 - 33 meses

Así es como se ponen los zapatos y los calcetines

  • Facebook Icon
  • Twitter Icon
  • Pinterest Icon
  • Email Icon

Entre los 21 a 30 meses, los niños normalmente ya pueden empezar a ponerse alguno tipo de calzado con ayuda. Tardan más tiempo en saber ponerse los calcetines sin ayuda, lo que de costumbre ocurre entre los 36 y 44 meses.

Lo cierto es que muchos niños de dos años preferirían no llevar nunca ni zapatos ni calcetines 😉 Las habilidades de motricidad fina que entran en juego a la hora de ponerse (y quitarse) los zapatos y los calcetines son complejas, y probablemente el proceso de aprendizaje dure un tiempo.

Este es el modo de ayudar a tu hijo a aprender a ponerse los zapatos y los calcetines:

Enseñarle a ser independiente

Lugar ordenado cerca de la entrada con zapatos, chaquetas, bolsas, etc.

Los zapatos son mucho más que el simple hecho de ponérselos y quitárselos. Kyle de How We Montessori dice “en el momento en que el niño camina, ya puede participar en la tarea de vestirse. Incluso el niño más pequeño es capaz de agarrar sus zapatos de la cesta y sentarse”.

Ten en cuenta destinar una zona justo al lado de la puerta principal donde tu hijo tenga todo lo necesario para ponerse el calzado: un lugar donde sentarse y acceso fácil a sus zapatos. Este “recibidor para niño pequeño” o “puesto para ir preparándose” es un sitio donde tu hijo puede practicar la rutina habitual de escoger los zapatos de su cesta o estante, sentarse e intentar ponérselos. Cuando sea hora de quitarse los zapatos, enséñale a tu hijo a colocarlos de nuevo en la cesta o en el estante.

No es obligatorio que tengas una silla especial – un taburete también puede servir – pero piensa que la mayoría de niños tienen más facilidad para llegar a los pies si están sentados en un lugar más alto que el piso. Enséñale que mientras te preparas para salir, debería encontrar sus zapatos, sentarse e intentar ponérselos. Si necesita ayuda, puedes acudir enseguida.

Quitarse los zapatos

Normalmente aprender a quitarse los zapatos es algo que ocurre antes de aprender a ponérselos, en algún momento entre los 25 y los 30 meses. A menudo, su primer instinto cuando está intentando quitarse los zapatos (y los calcetines) es el de tirar de la punta del pie. Es mejor que muestres a tu hijo que después de quitar un velcro o cualquier otro tipo de correa o cinta, debería deslizar un pulgar entre el talón del zapato y el pie, y empujar el pie hacia fuera. Otro método es el de agarrar la parte inferior del pie, debajo del talón, y sacarlo.

No te compliques y ayuda a tu hijo paso a paso

Para un niño de esta edad el objetivo es el de aprender cómo ponerse los zapatos en sus pies. Para eso, lo mejor es darle zapatos prácticos y sencillos, como zapatos sin cordones, botas de agua, o zapatos que tengan tiras de velcro.

Estos son algunos consejos para enseñar a tu hijo a ponerse sus zapatos:

Ten en cuenta la filosofía Montessori y no ayudes a tu hijo más de lo que sea necesario.

Niño pequeño sentado en una banqueta poniéndose los zapatos

(fotografía @montessoriinreallife)

  • Con tu hijo sentado, muéstrale como llevar su pie por encima hasta alcanzar la otra rodilla. Luego, muéstrale como llevar el zapato hasta el pie y deslizar sus dedos hacia dentro todo lo que pueda. También puedes tener a tu hijo de pie, de manera que pueda utilizar su peso para ayudarle a introducir los dedos.
  • Conseguir que meta el talón en el zapato puede ser la parte más difícil y necesitará practicarlo durante un rato. Si los dos tenéis dificultades con el talón, puede que los zapatos sean demasiado pequeños ya que sus zapatos deberían entrar cómodamente y quedar ceñidos, pero no se debería ser tan difícil que provoque un fracaso a cada intento.
Niño pequeño sentado en una banqueta poniéndose los zapatos
  • Si se trata de zapatos de velcro, muéstrale que necesita tirar de la correa de velcro para que quede ceñida, antes de abrocharla por la parte superior.
Niño pequeño sentado en una banqueta poniéndose los zapatos
  • Si se trata de cualquier calzado que tenga tirador de anilla en el talón, enséñale a tu hijo como se usa. Algunos tienen lazadas entre las cuales pueden introducir un dedo de manera escurridiza y así conseguir que el zapato sea más fácil de levantar y de poner.

Ayudarle con la izquierda y la derecha

Las niñas y niños aprenden a distinguir la izquierda y la derecha entre los 5 y 8 años, por lo que pasará un tiempo hasta que sean capaces de reconocer el zapato de cada pie. Sin embargo, hay algunas maneras divertidas para ayudar a tu hijo a identificar el zapato correcto:

  • Puedes comprar pegatinas especialmente diseñadas para colocar en las suelas de los zapatos de tu hijo, aunque tú también podrías hacerlas. Utiliza una pegatina robusta, dibuja una carita sonriente, una mariquita o cualquier otra cosa que sea sencilla y simétrica, córtala por la mitad, y entonces pega directamente cada pieza en la parte interior del zapato de forma que sea visible para él. Muéstrale a tu hijo como se alinean los zapatos para que la pegatina vuelva a quedar completa. También puedes hacerlo en el exterior del zapato mediante un rotulador permanente; de nuevo en las partes que quedan alineadas colocando los zapatos correctamente.
  • Casi todos los zapatos, puestos uno al lado del otro, forman una abertura pequeña en el medio. Para algunos niños funciona esto de «hacer un agujero» con sus zapatos. En cambio, si no saben alinearlos bien, no se formará una abertura.
  • Algunos zapatos incluyen cremalleras en su interior. Las cremalleras son característica de fácil identificación para un niño, por lo que puedes decirle «haz que las cremalleras se besen» y así pueda alinearlas de forma correcta.

Ponerse los calcetines

Hasta que tu hijo sea capaz de ponerse los calcetines sin tu ayuda puede pasar tiempo. Aunque ahora ya podría empezar a practicar, la mayoría no lo hace por su cuenta, como mínimo, hasta los 36 meses.

Estos son algunos consejos para ayudar a tu hijo a practicar con los calcetines:

  • Del mismo modo que con los zapatos y las demás prendas de vestir, elige un lugar específico (un cajón inferior o una cesta) únicamente para calcetines, así tu hijo puede ir y agarrarlos solo cuando llegue el momento de ponérselos.
  • Piensa en darle calcetines que sean de una talla más grande, ya que son un poco más fáciles de manejar.
  • Cuando le estés poniendo los calcetines, enséñale como los colocas bien – haz que ponga sus dedos del pie hasta el final y comprueba si puede tirar solo del resto del calcetín.
  • A menudo los niños pasan un mal rato intentando meter el talón en el sitio correcto. Es más fácil si utilizas calcetines con talones de diferentes colores.
  • Utilizar cintas para el pelo o bandas elásticas puede ser una manera divertida de practicar a ponerse los calcetines. Esto simula la acción de tirar un calcetín hacia arriba sin todo ese tejido que estorba.
  • Pon algunos calcetines de adulto que tengan estampados divertidos en la cesta de disfraces de tu hijo para poder practicar y jugar con ellos.

Share

  • Facebook Icon
  • Twitter Icon
  • Pinterest Icon
  • Email Icon

Author

Team Lovevery Avatar

Team Lovevery

Visit site

Posted in: 31 - 33 meses, Independencia, Vida práctica, Rutina, Desarrollo del bebé

Keep reading